Rompiendo moldes


Primero conocí a la bloguera senior @mispapelicos y me fascinó su desparpajo estético y vital. Quisieron los hados (o su doña madre) que viviera en Málaga y pudiera invitarla al ciclo La Térmica Moda como la célebre instagramera internacional que es. Así, en La Térmica Centro de Cultura Contemporánea conocí a Sacramento Amate, una persona genuina y auténticamente amable (lovely & to be loved), cuyo nombre en sí mismo ya suena como un bello mandato.

La he conocido mejor en Rompiendo Moldes, su historia y la de su entorno familiar contada por ella misma con la verdad sencilla que la caracteriza, en un volumen impecablemente ilustrado y editado. Me he emocionado, reído, llorado; me ha motivado, me ha hecho reflexionar y un montón de cosas más. Resulta particularmente punzante el relato de su infancia, pues aúna su vivencia personal con el entorno social y político. Nos da a conocer tanto las peculiares condiciones de vida y las costumbres de un pequeño pueblo andaluz, como las cuitas de una joven inconformista que quería volar, huir de la mentalidad machista y la hipocresía represora.

El testimonio que ofrece Sacramento es fuente oral sobre la historia cultural de España, una historia que algunas personas ya hemos olvidado, pero que resulta importante recordar por dos motivos: para coger perspectiva sobre nuestra propia evolución como sociedad y para dar a conocer a las nuevas generaciones dicha evolución. Hay que saber de dónde se viene para apreciar lo que se tiene. Se comprende así también cómo las pequeñas luchas personales son significativas gotas de una ola colectiva que progresa gracias a su aportación. Esta misma compresión resulta empoderadora para cada una de nosotras, pues nos hace conscientes de nuestra responsabilidad.

Como bloguera de moda, Mis Papelicos es verdaderamente única. “Visto ropa de segunda mano desde hace más de treinta años y cada día es mayor el placer y la ilusión. Para mí es como rescatar tesoros en el mar”, afirma Sacramento. Practica la sostenibilidad y el reciclaje de forma conmovedora, como una madre adoptiva de prendas especiales y desahuciadas que rescata de los mercadillos por 3€. Los suyos son originales modos de ver, vestir y sentir que le nacen de pequeña, sabiendo percibir el anhelo de belleza en las galas de las mujeres de los pueblos, sus puntadas de alegría y esperanza, sus patrones de sueños vivaces y su saber de paciencia.

Mis Papelicos no se vende a marcas, apoya a pequeños diseñadores emergentes y tiene más de 200.000 entregados seguidores de todas las edades. Y si no me creen, miren el vídeo de su charla La moda como arte personal. Verán como no solo sabe vehicular emociones y fantasías a través de combinaciones extraordinarias, sino que también es capaz de traducir las preferencias sartoriales ajenas en anhelos identitarios, y gestionarlos con la misma generosidad cariñosa que, sin duda, marcó su carrera como maestra de escuela. Lo suyo es diversidad avant la lettre.

Así que, desde esta “nueva plaza del pueblo mundial” que – como bien dice ella- son las redes sociales e internet, proclamo mi admiración por esta rubia gentil y tenaz, y os recomiendo seguirla y leerla.

Sus vídeos son una fiesta de luz y de ilusión. Su libro, un camino de guijarros que ella convierte en una senda mágica. Podría ser la tuya.

Sacramento Amate, Rompiendo Moldes. La historia de una mujer en continua evolución, Zenith – Planeta, 2020.

Compartir en:

Posts relacionados

Últimos posts

Pasarlo teta

Pasarlo teta Noto que he pillado un virus, todavía no sé cuál. Soy incapaz de acompañar a mi perro a la esquina; ni hablar de las dos horas de paseo a los que me tiene acostumbrada. Me siento en una terraza de la Plaza Real. No son ni las once, es festivo y hay muy...

Artemisa, mon amour

Artemisa, mon amour Crecer ante las ruinas de una necrópolis romana marca. No solo te deja bien clarito lo poco que va a quedar de ti en cuatro días, sino que también te obliga a desconfiar de las superficies. Son muchas las capas que se ocultan bajo la aparente...

Súbete a la serpiente

Súbete a la serpiente Hay libros que te presentan a una amiga que no sabías que tenías. Mi nueva amiga se llama Gloria Steinem, la he conocido en Mi vida en la carretera y me cae genial. Se dice que a la gente se la conoce viajando y en esta carretera que es su vida,...

Libros publicados

Entrevistas

«No me gusta el concepto de la tiranía de la belleza» – Jot Down Cultural Magazine

Periodismo

Pasarlo teta

Pasarlo teta

Cuando elegimos ser bailarinas, actrices, modelos, coreógrafas, músicas, ser artista implicaba romper con las directrices sociales: no íbamos a ser chicas obedientes, casarnos y tener hijos.

Artemisa, mon amour

Artemisa, mon amour

Crecer ante las ruinas de una necrópolis romana marca. No solo te deja bien clarito lo poco que va a quedar de ti en cuatro días, sino que también te obliga a desconfiar de las superficies.